Mes: enero 2018

Segmentación: ¿Cómo encontrar al usuario correcto?

Como ya lo revelamos en posteos anteriores, la Magia del Marketing Digital radica en 3 pilares fundamentales:

  1. Segmentación
  2. Relevancia
  3. Oportunidad

Que la segmentación sea el primero de estos pilares significa que la efectividad y la optimización de la inversión realizada está extremadamente vinculada a encontrar al usuario al cual más le resuene nuestro mensaje, particularmente en redes sociales.

Afortunadamente, hoy en día podemos obtener cada vez más información de nuestros usuarios, lo que no necesariamente facilita el proceso de clasificación pero sí permite obtener mejores resultados si se utiliza correctamente. Esto se debe a que además de aprovechar la información propia – o first party data – que se tenga de la gente, también podemos contar con datos de plataformas de terceros – o third party data – que nos permitirá acceder a variables que no podríamos conseguir por nuestros propios medios.

El beneficio más relevante de combinar estas dos formas de obtener información y utilizar una segmentación exhaustiva será obtener un porcentaje más elevado entre quienes vieron los anuncios y quienes efectivamente interactuaron con él y generaron luego las acciones centrales que se buscaban conseguir desde un primer momento. Invertir en las personas indicadas no sólo representa un beneficio para el anunciante: el consumidor verá, así, información mucho más significativa, útil y acorde a su perfil. El nivel de profundidad que se alcanza, por ejemplo, al hacer segmentación por comportamientos resulta sumamente interesante ya que es una de las maneras de alcanzar la mayor cantidad de gente de forma más eficiente.

Es fundamental, para asegurar el éxito de este tipo de acciones, conocer todas las herramientas disponibles para el trabajo en la red social en la que se está realizando la pauta: la clave se encuentra en identificar cuáles pueden aplicarse, y cómo, y probar con qué combinación llegan a obtenerse los mejores resultados. Además, será importante entender cuáles son las características comunes entre el mejor segmento dentro de la audiencia objetivo, algo que después podrá utilizarse para crear targets de mayor calidad. Contar con una lista de usuarios sobre la cual apalancarse facilitará tanto este trabajo como el de investigación.

Si el público definido resulta muy reducido es probable que los resultados no sean tan buenos: anunciantes con criterios de segmentación que dan como resultado un número de personas no demasiado amplio tienden a tener menos éxito en sus campañas. En el caso en el que el alcance resulte muy bajo, siempre podrán hacerse ajustes para asegurar una cantidad interesante de gente a la que se le mostrarán los mensajes.

Si tenés dudas o querés saber cómo segmentar mejor tus audiencias, podés acercarnos tus dudas a academia@getmktonline.com.

El equipo académico

GetMktOnline

Introducción a las Redes sociales y Social Media Marketing

Las redes sociales son una de las muchas formas que las personas tienen de comunicarse e interactuar online tanto de manera pública como privada: son los sitios que concentran estas comunidades de usuarios – sin importar cuan grandes o pequeñas sean – alrededor del contenido generado por ellos mismos. Al ser el social media marketing un tipo de marketing online específico por el simple hecho de que se realiza en un grupo particular de medios en internet, no escapa a ninguno de los conceptos generales definidos hasta ahora. Por lo tanto, para dominar este tipo de comunicación hace falta contar con los conocimientos básicos sobre cómo funciona la industria del marketing digital.

 

El primer paso para armar una estrategia digital es entender en dónde encontrar a nuestros usuarios. Como en Argentina, por ejemplo, el 70% de la población total es activa en redes sociales y utiliza alguna de ellas al menos una vez al día, deberíamos incluirlas dentro del mix de medios ya que sin dudas encontraremos gente interesada en nuestra marca si las aprovechamos correctamente.

Las redes sociales actualmente cuentan con otra característica que no puede pasar desapercibida: son, principalmente, mobile. Si el 70% de la población argentina accede a sus redes sociales diariamente es importante destacar que el 61% del total lo hace desde su teléfono celular. Esta particularidad nos obliga a prestarle mayor atención a los formatos que utilizaremos por el hecho de que la pantalla principal en la que se verán nuestros mensajes son extremadamente reducidas, al igual que el tiempo de atención de las personas. Aún hoy, entonces, debemos considerar obligatorio el concepto de que para ser efectivos es imprescindible dar el mensaje correcto, a la persona correcta, en el momento correcto.

Teniendo en cuenta estas particularidades, sumadas a la necesidad de aplicar los conceptos útiles de performance marketing en redes sociales, hay dos temas específicos a tener en cuenta al planificar acciones de social media marketing enfocadas en resultados:

  1. la segmentación de la audiencia objetivo;
  2. la creatividad de los anuncios.

Afortunadamente, las redes como Facebook, Instagram, YouTube, Twitter, entre otras, permiten la posibilidad de llegar a personas de cualquier tipo y en cualquier parte del mundo. Gracias a esto, podríamos no solo pensar en nuevos modelos de negocios digitales para esta variedad de audiencias sino también redefinir nuestra estrategia para maximizar nuestro potencial cuando sea necesario. Realizar reportes y análisis con frecuencia, antes o en el momento en el que las campañas ya estén corriendo, nos permitirá refinar el primer punto clave del marketing en redes: la segmentación.

En cuanto a la creatividad, y para evaluar las distintas opciones disponibles, podríamos resumir los pasos a seguir de la siguiente manera:

Paso 1: Evaluar en qué redes sociales está mi público objetivo.

Paso 2: Entender cuáles son los formatos disponibles en esas redes.

Paso 3: Analizar la competencia para aprender o, dicho de otra forma, hacer benchmark, de cómo interactúa la audiencia con marcas y mensajes similares.

Paso 4: Definir nuestra propia estrategia para captar la atención de los usuarios y diferenciarnos tanto del contenido generado por otras marcas como por otras personas.

Ahora sí estamos un poco más preparados para definir una estrategia social! Manos a la obra.

Si te quedan dudas podés consultarnos en academia@getmktonline

Equipo Académico

GetMktOnline

¿Cómo podemos comprar inventario en Medios Digitales?

A la hora de elegir de qué forma comprar inventario o, incluso, negociar sus precios, el secreto radica en conocer cuál es nuestra ventaja como anunciantes y qué objetivo estamos buscando, lo que nos permitirá conseguir la pauta publicitaria más eficiente.

En todos los medios online (motores de búsqueda, display advertising, e-mail marketing, redes sociales, etc.) hay ciertos tipos de compra de pauta considerados básicos que son los más difundidos en internet y aún hoy pueden tomarse como fundamentales para entender cómo funciona este tipo de publicidad al momento de invertir en ella. Los modelos son:

– Costo por mil impresiones (CPM);
– Costo por click (CPC);
– Costo por acción (CPA).

 

 

Costo por mil impresiones (CPM):

El costo mil impresiones es aquél que se paga por cada mil veces que un anuncio es mostrado. Es importante destacar que la impresión de un mensaje no necesariamente implica que un usuario lo haya visto, sino simplemente que fue “servido” en la página o aplicación. Es la mejor forma de comprar pauta online cuando se busca alcanzar la mayor cantidad de gente posible con una comunicación específica.

Costo por click (CPC):

El costo por click es otro de los modelos más difundidos de publicidad paga por internet. Se calcula, simplemente, dividiendo la cantidad de inversión realizada por la cantidad de clics recibidos en el anuncio. Comprar por CPC es recomendable cuando se quiere generar engagement tanto en la publicidad como en el sitio al que ésta dirige, para adquirir usuarios, hacerlos “convertir” – realizar una acción específica en la página – o incluso retenerlos para que repitan ese comportamiento.

Costo por acción (CPA):

El costo por acción se obtiene cuando se analiza efectivamente la inversión por sobre la cantidad de acciones específicas que los usuarios concretaron y que son las que se fijaron en un principio como objetivos. Comprar por acción es una de las mejores formas de hacer performance marketing ya que se asegura el pago si y sólo si se completa la acción que se estaba buscando.

Costo por Instalación (CPI):

El CPI, o costo por instalación, es un tipo de compra que se desprende del de CPA pero aplica exclusivamente al mundo mobile ya que es el que se paga cuando se genera una descarga de la aplicación promocionada.La forma en la que compremos inventario debería tener una relación directa con los objetivos de marketing que hayamos establecido. Si, por ejemplo, estamos buscando suscriptores para un blog, entonces esperaremos que el usuario realice la acción de suscribirse en nuestro sitio y convendrá usar CPA como tipo de compra. Como de esta manera nos aseguraremos de pagar sólo en el caso en el que ocurra la conversión que estamos buscando, el medio con el que hayamos negociado nuestra pauta deberá ocuparse de mostrar los anuncios tantas veces como sean necesarias hasta que ocurran las acciones que definimos como conversiones.

Para reducir el riesgo en el caso de que los objetivos establecidos no se cumplan, los medios intentarán vender la mayor parte de su inventario por CPM y cobrar cada vez que un anuncio se muestre a la audiencia seleccionada. Por lo tanto, la modalidad de compra por clic representa un punto medio entre la de CPA y la de CPM ya que el riesgo se comparte entre los anunciantes – que se comprometen a pagar por cada clic que recibe su anuncio – y los medios – que se comprometen a mostrar el anuncio para conseguir esos clics por los que recibirán su pago. Este, de hecho, es el único método disponible en Google Adwords.

¿Entonces, puedo correr campañas de Performance Marketing si compro inventario por CPM o CPC?


La respuesta es sí, aunque deberá transformarse el CPM a CPA para entender realmente cuánto costó conseguir lo que se estaba buscando y cuán efectiva fue la pauta publicitaria.

Cuando un medio solo vende su inventario por CPM o por CPC, simplemente se deberá realizar una conversión para llevar los costos negociados a un valor de CPA como si se estuviera haciendo lo mismo entre distintas monedas, como Dólares y Euros.

Si al invertir $100 se consiguen 1.000 impresiones, entonces el CPM es de $100. Pero si gracias a esas 1.000 impresiones 4 personas convirtieron, entonces puede decirse que el CPA es de $25 porque se calcula dividiendo el presupuesto invertido sobre las acciones concretadas (CPA=Presupuesto/Conversiones).

Independientemente del  objetivo que estemos persiguiendo, los pasos a seguir para implementar una buena pauta publicitaria serían:

Paso 1: Determinar los objetivos.

Paso 2: Determinar la audiencia que representar nuestros potenciales clientes.

Paso 2: Determinar la estrategia de medios para conseguir los objetivos alcanzado esa audiencia.

Paso 3: Analizar el costo por acción ideal para el negocio.

Paso 4: Diseñar las landing pages enfocadas en que el usuario realice la acción que se busca.

Paso 5: Comprar el inventario, correr las campañas, medir y analizar sus resultados y, por último, optimizar.

 

Si te quedan dudas sobre este tema, escribinos a: academia@getmktonline.com

Equipo académico

GetMktOnline

Estrategia para el desarrollo de campañas en medios online

Para afrontar la planificación de campañas de marketing digital es fundamental, antes que nada, definir el éxito esperado detrás de la inversión que se va a realizar. Esto puede hacerse siguiendo un esquema que permita responder a la siguientes preguntas:

  1. ¿Qué objetivos quieren conseguirse?;
  2. ¿En qué lapso de tiempo se espera alcanzarlos?;
  3. ¿Cómo se medirá el éxito de la campaña?.

¿Cómo definir correctamente los objetivos?

El objetivo tiene que ser específico, medible, relevante y alcanzable en un período de tiempo determinado: debe ser SMART.

Si bien es claro que las metas que se definan para las campañas deben ser inherentes al negocio, es de gran ayuda apoyarse en la fórmula AIDA. AIDA se utiliza para representar – tanto por sus términos en inglés como en español – una secuencia de eventos que pueden ocurrir cuando se genera una relación entre el consumidor y un mensaje publicitario: atención, interés, deseo y acción. Al trasladar este concepto a internet se obtienen cuatro objetivos esenciales que podrían buscarse:

  1. Alcance: público objetivo efectivamente expuesto al mensaje;
  2. Engagement: interacción de los usuarios con el mensaje o con la marca;
  3. Adquisición o conversión: acción que se espera que el usuario realice;
  4. Retención: repetición, pagada o no, de las acciones centrales definidas como adquisiciones o conversiones.

Cada uno de estos objetivos debe pensarse en directa relación con el estadío de consumo en que el usuario se encuentra, ya que de esta forma será más fácil orientar y acompañar a los clientes hacia la siguiente etapa.

Teniendo en cuenta que el proceso que normalmente se sigue al momento de tomar una decisión de compra es el siguiente

Como Marcas, la presencia que deberíamos tener en cada una de esas fases tendría que servir para lograr:

Por lo tanto, y en línea con el concepto SMART, los objetivos que podrían definirse en caso podrían son:

Cuándo y en qué momento se debería llegar a los fines que se plantearon será lo que permita precisar cómo se distribuirá la inversión a lo largo del tiempo además de los límites de costos a los que pueden hacerse frente. El desafío no sólo es, en este caso, que el gasto se realice al paso ideal para maximizar la compra de medios sino que también debería retroalimentarse con análisis real una vez que se obtenga. Las decisiones podrán, así, fundamentarse sobre datos verdaderamente representativos y útiles para el negocio.

Medir el éxito de la comunicación está relacionado con que las métricas correspondan a un objetivo estratégico, aunque eso dependerá de cómo se definieron. Además de poder calcularse, tendrán que ser lo suficientemente específicas para brindar dirección y marcar el camino, realmente alcanzables, relevantes para lo que se está haciendo y encontrarse dentro de un período de tiempo razonable a ser obtenidas. En este punto es en donde entran en juego los indicadores clave de desempeño, la traducción del inglés de key performance indicators (KPIs).

 

 

¿Por qué Marketing Digital?

 

¿Qué es el Marketing Digital y Cuáles son sus características?

El marketing digital puede definirse de manera sintética como la aplicación, en internet, de estrategias de comercialización de bienes y servicios con el objetivo principal de lograr un aumento en la demanda.

Este tipo de marketing posee tres características fundamentales y distintivas:

  • Abarca toda comunicación realizada en medios online y transmitida a través de aparatos electrónicos;
  • Permite realizar mediciones mucho más acertadas y exhaustivas de las que pueden hacerse en medios tradicionales.
  • Además permite ser relevantes brindando los mensajes adecuados a cada audiencia.

 

Al apoyarse en sus tres ejes fundamentales, una estrategia de marketing digital permite obtener resultados diferenciales para cualquier negocio:

La “Segmentación de audiencias” es la forma que tenemos de aprovechar los comportamientos e intereses de los consumidores o cualquier otra información que ellos mismos brindan en nuestras propiedades online (1st Party Data) o en las de terceros (3rd Party Data) para ser verdaderamente relevantes con nuestro mensaje en el momento y lugar oportunos.

Analizar esos «Segmentos» debería tener como objetivo final instrumentar las comunicaciones adecuadas en cada caso para que el contenido que brindemos cumpla con su propósito, ya sea mantener informados a los usuarios sobre nuestros productos o servicios, educarlos en su utilización, brindarles soluciones o respuestas, ser simplemente un canal de entretenimiento para que nos tengan presente en un futuro cercano o, incluso, lograr que se conviertan en clientes – fieles clientes – de nuestra marca.

Además, usar las herramientas que el marketing digital nos brinda permitirá acompañar y guiar a nuestros clientes hacia el próximo paso, teniendo en cuenta que las etapas de cada consumidor son variadas y distintas hasta el momento en el cual efectivamente realiza una compra.

Profundizar en estas propiedades es necesario para destacar cuestiones que muchas veces no son tenidas en cuenta al momento de encarar el desarrollo de campañas de marketing digital. En principio, los dispositivos móviles – teléfonos celulares y tablets – hoy en día son tan importantes como las computadoras de escritorio o portátiles (y se encuentran dentro de la categoría de aparatos electrónicos), lo cual obliga no sólo a intentar brindar una buena experiencia al usuario sin importar la forma de conectarse a internet que elija sino también a pensar en comunicación ad-hoc para este tipo de herramientas. Actualmente, por ejemplo, muchas de las decisiones de compra – y hasta el proceso en sí mismo – inician en un tipo de dispositivo pero es luego terminado en otro.

Por otro lado, es importante entender que la medición es simplemente el medio para llegar a una meta: debe siempre buscarse que las métricas correspondan a un objetivo estratégico del negocio. Influenciar el comportamiento de las personas para lograr alcanzarlos será más fácil si eso se logra. Sólo deberá implementarse y confiarse en la mejora continua que inicia luego de la evaluación de los resultados con el objetivo de optimizarlos; el último eslabón del proceso cíclico y permanente que consta, además e inicialmente, de la investigación, el análisis, la validación y la implementación.

Equipo Académico GetMktOnline

academia@getmktonline.com